Marketing indirecto, el poder de una recomendacion

Lograr que alguien nos recomiende por lo que hacemos es la mejor publicidad que se puede tener y a la vez la mas dificil de conseguir ya que quien nos recomienda pone en juego su propia reputacion. El marketing indirecto tiene la ventaja de ser mucho mas creíble porque la recomendación viene de una persona ajena de la empresa. Conseguir un marketing indirecto no es tan difícil, incluso no se necesita siempre la recomendación de terceros. Las siguientes estrategias ayudan a obtener una imagen positiva de tu empresa.

Un marketing mal hecho puede dañar gravemente la reputación de una empresa y la probabilidad de captar nuevos clientes. Especialmente, un marketing agresivo puede crear un rechazo muy fuerte por parte de clientes objetivos. El arte está en no tener que hacer una promoción propia sino que otra gente la hagan por ti.

Posicionate en los foros principales de tu sector como experto

Si te mueves en negocios de Internet tienes que identificar los foros, blogs y portales principales de tu segmento. Participa activamente en ellos aportando tu punto de vista y ayuda con las problemáticas de otras personas y empresas.

No vendas tu empresa sino tu persona y conocimiento. Si eres capaz de aportar soluciones y puntos de vista interesantes vas a crear interés de los otros participantes, por lo que van a querer saber más sobre ti.

Como en foros, blogs, etc. siempre se deja un enlace en la firma o en el campo de comentario la gente va a llegar automáticamente a la web de tu empresa. Cuando tengan un problema relacionado con los servicios o productos que aporta tu empresa ya tendrán una opción en la cabeza y te contactarán para ver si les puedes ayudar.

Otra buena manera de posicionarte como experto es publicar artículos en blogs conocidos y de influencia. Los bloggers suelen agradecer todo tipo de aportaciones de contenidos con valor añadido para sus lectores.

Recomienda  a otros expertos de tu sector

No eres el único en tu ámbito que sabe hacer bien las cosas, por lo tanto, no nos vendas la moto diciendo que no existen otros gurús aparte de ti. Compartiendo la “fama” te conviertes en un personaje humilde y simpático que no piensa que el mundo únicamente gira alrededor de él.

Si un cliente te pide hacer algo que no está directamente relacionado con tu negocio y sabes que no le vas a dar el mejor servicio posible, se honesto y admítelo. La persona se verá sorprendida por encontrar a alguien que admita que hay otra gente que sabe hacerlo mejor. Esto te traerá dos ventajas:

  1. No vas a cometer un error cobrando por un servicio que vas hacer mal y te creará una mala fama, porque tu cliente compartirá su mala experiencia contigo con otra gente.
  2. Creas confianza, por lo que conseguirás recomendaciones para tus servicios y productos principales simplemente por haber sido honesto y no haber aprovechado la situación.

Si tienes un blog, recomienda a otras personas poniendo enlaces. Esto tendrá también otro efecto: podrás conseguir enlaces hacia ti a través de trackbacks. Incluso desde el punto de vista SEO es bueno poner enlaces fuertes salientes hacia otras páginas fuertes que estén relacionadas con tu temática. Google lo calificará como una señal positiva y te ayudará a mejorar el ranking y posicionamiento.

Déjate recomendar por terceros

Para conseguir recomendaciones por terceros deberías empezar con tus clientes existentes. Si no consigues recomendaciones por esta parte, ya tienes un problema más grave y tienes que analizar en profundidad lo que no funciona. Para ello, debes aprovechar la ocasión cuando te critican. Dando un buen servicio a tus clientes las recomendaciones funcionan de manera natural.

Otro efecto positivo puede ser aprovechar todo tipo de reuniones que vayas teniendo. Algunas veces surgen recomendaciones de donde no te lo esperas porque la fuente no es un cliente. No siempre tiene que surgir un negocio de manera directa de reuniones para obtener beneficios. Sobre todo para una start-up, es esencial darse a conocer y obtener un número grande de contactos, reuniones, etc. La clave está en moverse y hacer ruido de manera continua.

Crea y lidera grupos en redes sociales

Lo que se aplica al tema de foros y blogs también se aplica a redes sociales: comparte, informa y ayuda a otros usuarios. Para llegar a tu publico objetivo y realizar una estrategia de marketing indirecto es bueno la creación de grupos que atraen a gente del sector. Si te mueves en el mundo de la publicidad, tu grupo se podría llamar “gentepublicidad”. Esta táctica se puede aplicar tanto en Facebook como en Twitter. Nunca promociones de manera agresiva tu empresa en estos grupos. Ten en cuenta la regla del 80/20. Tienes que aportar un mínimo del 80% en información y contenido interesante para poder lanzar un máximo del 20% a nivel de promoción propia.

En algunos casos, incluso puedes prescindir de la promoción propia y jugar con el factor de la curiosidad de la gente para que ellos mismos averigüen quien es el impulsador de los grupos. En redes sociales profesionales como LinkedIn o Xing puedes realizar un marketing indirecto a través de la creación de grupos, iniciar discusiones y participar activamente en ellas.

Vía: Marketing Guerrilla

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *