Cuál es la acción de márketing más conveniente

A menudo recibimos esta consulta de clientes y potenciales clientes, quienes nos consultan acerca de cuáles son las acciones de márketing más convenientes para cada sitio. La realidad es que el producto y los planes de venta definen en gran parte cuál es la acción de márketing más conveniente.

La realidad es que no se puede vender todo a todos, por eso, es necesario remitirse al nicho que hemos elegido. Es a partir de esta noción que se definirán las acciones de márketing que resulten más representativas para cada caso. Las posibilidades son muy amplias, pero todas ellas tienen como común denominador que pueden ser realizadas con un presupuesto acotado, su resultado es prácticamente inmediato, y además es posible medir su efectividad con gran precisión.

Campañas de PPC –pay per click. Son sin lugar a dudas el ejemplo más representativo cuando pensamos en publicidad online. Sin embargo, la mayoría de las veces no se considera adecuadamente su implementación. Lanzar una campaña de PPC porque necesitamos aumentar nuestras ventas, y sólo por eso, y sólo acompañada por esta determinación a menudo suele dejar pobres resultados. Lo ideal es que la campaña de PPC acompañe toda una serie de acciones, y que sirva para promocionar hechos muy puntuales: un nuevo servicio, una oferta o un catálogo online que se ha realizado para la ocasión. Esto nos lleva a la noción de landing page, es decir la página en la que el usuario termina cuando pincha nuestras publicidades. Si cree que tendrá el mismo efecto mandarlos a la home de la empresa, que a una página diseñada para esta campaña puntual, piense de nuevo. Las chances de que el usuario efectivamente realice la call to action (acción propuesta en la publicidad) se verán notablemente disminuidas si no encuentra una página dispuesta para tal fin. Es decir, si desea que el visitante compre, o pruebe un demo, o descargue un e-book, el enlace que lo llevará al resultado buscado debe estar bien visible, y no al cabo de varios clicks. Hacer las cosas sencillas para los visitantes es tener la mitad de la batalla ganada.

Email márketing. Al igual que las campañas PPC, deben acompañar una serie de acciones concretas, de otro modo, simplemente con la premisa “visite nuestro sitio que es muy bueno”, perderá valiosas oportunidades de concretar ventas. De igual modo, es necesario realizar landing pages que reciban a los visitantes que pinchen en los enlaces. La diferencias básicas conceptuales con las campañas de PPC son que, en primer lugar, quien se le envía el mail ya ha tenido algún tipo de contacto con la empresa, por eso tenemos su email. Y, dos, el email nos da muchas más posibilidades de convencer y captar que un enlace patrocinado. En consecuencia, aprovéchelo.

Campañas de afiliados. Algunos productos y servicios se adecúan de manera natural a este tipo de promoción. Lo ideal es que se trate de productos populares y con alto margen de ganancia que permitan el pago de las comisiones a los afiliados con comodidad. Las campañas de afiliados brindan un alto nivel de capilaridad a las acciones de márketing, permitiendo llegar a nuevas audiencias, de la mano de los afiliados.

Es necesario comparar costos, resultados y posibilidad de lograr el retorno de la inversión para decidirse, aunque, idealmente, sería conveniente promocionar por varios frentes. De esta manera no dependeríamos de un solo canal, además permitiendo que los mensajes se multipliquen y se potencien entre sí.

Vía: www.vpa-internet.com.ar/blog

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *