La renovación de las agencias de publicidad para no morir

La situación actual está obligando a que la industria publicitaria se enfrente a la nueva realidad para mantener y atraer nuevos talentos. El contexto económico, la proliferación de medios digitales y sociales la mercantilización de la creatividad están provocando que mucha gente en el mundo publicitario esté empezando a agotarse.

Aunque la aparición de la televisión, el color en medios impresos, los medios independientes, las agencias de planificación o las agencias digitales provocaron etapas de cambios en la industria publicitaria, lo cierto es que se está confiando en un modelo que se estableció hace 50 años para enfrentarse a los cambios que se producirán en el mundo mediático en el futuro. Son muchas las evidencias que demuestran que este modelo no está funcionando y los talentos en la industria están abandonando puestos que temen que no cambiarán.

Para muchos, no es que las agencias no quieran evolucionar, sino que están atascadas en procesos y modelos de producción antiguos que no pueden adaptar. Las agencias reconocidas ven muy difícil encontrar el modelo de cambio y empezar a pensar más allá de disciplinas aisladas como “publicidad” o “digital”, un cambio de ADN que les resultará muy complicado, sobretodo en comparación con las pequeñas agencias que han nacido en la era digital.

Por ello, afirma Daniele Fiandaca, hay que “destruir y reconstruir”. La industria publicitaria ha empezado a identificar una serie de características esenciales que todos los modelos de agencias futuras tienen que tener: modelos que permitan que la creatividad prospere, que haya menos aislamiento y libertad para crear soluciones más inspiradas para los clientes, cultivar el talento en lugar de abaratarlo y un liderazgo que una los distintos equipos. Para ello, Fiandanca ha publicado en Ad Age una serie de puntos a seguir para empezar una agencia desde cero.

1. Ofrece herramientas sociales a todos: lo digital ya no es una disciplina sino que es el trasfondo de todo lo que se hace. Por tanto, todos los que trabajen en la agencia tienen que tener las herramientas para entender los medios sociales y, por tanto, cambiar sus comportamientos.

2. Crear nuevos procesos y probarlos: no se puede tener miedo de pensar a lo grande o de fallar a lo grande. Habrá errores en todo el camino, pero de cada uno tendrá que aprenderse algo que compartir y de lo que crecer.

3. Despréndete de los egos en los equipos: las ideas vienen de cualquier sitio y la gente tiene que sentirse cómoda con ellas. Las agencias crean para los clientes, no construyen porfolios, sino que crean negocio para las marcas a las que representan.

4. Dale tiempo a la gente para que aprenda: los cambios no se hacen de un día para otro por lo que es necesario dejar a la gente un tiempo adecuado para que aprenda y se adapte a la nueva forma de hacer las cosas es importante. Eso sí, con aquellos que no están dispuestos a adaptarse a los cambios hay que ser inflexible.

5. Invierte en ayudar a que los mejores talentos reconfiguren sus cerebros:existen programas de entrenamiento y coaching digital para las agencias, por lo que es interesante invertir en procesos educativos. Cuanto antes se involucre a la gente, más entusiasta será.

Vía: Marketingdirecto.com

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *