Cómo Son Las Penalizaciones De Google

Uno de los grandes temores de los responsables de sitios web son las penalizaciones por parte de  Google. Puede suceder que un sitio que tenía los primeros lugares en las páginas de buscadores de buenas a primeras se encuentre retrasado en su posicionamiento web en varias decenas de lugares. Las causas son múltiples. Una de las situaciones más comunes es el exceso de enlaces salientes en el sitio, algo muy frecuente en los blogs que abusan de los enlaces amigos en las barras laterales o despliegan un exceso de enlaces en los pie de página. Es por esta causa que el intercambio de enlaces con otros sitios debe ser revisado en forma cuidadosa. Una de las premisas que guía el accionar de Google es “siempre es mejor calidad que cantidad”. Así, el buscador pregona que lo que realmente desea de los responsables de cada sitio es que se concentren en ofrecer contenidos originales y novedosos en vez de dedicarse a las técnicas de “black hat” que involucren la creación o afiliación a granjas de links o páginas cuya única finalidad es la de intercambiar enlaces.

Otra causa de penalización es el exceso de “anchor texts” idénticos, elevando de manera exagerada la densidad de las palabras claves en los textos. Lo que Google desea son textos donde las palabras claves estén insertas de forma natural, brindando un valor agregado al usuario, en lugar de texto por el texto mismo. De modo que si el objetivo de los textos de su sitio es percibido por Google como un intento de manejo de posicionamiento en vez de tener como finalidad la de ofrecer valor agregado al usuario, es probable que se haga acreedor de una penalización por parte del buscador.

No todas las penalizaciones son iguales. En un caso extremo Google suspenderá la mención del sitio en cualquier página de búsqueda, es decir que quedará fuera de las páginas de resultado, sin importar la palabra clave que ingrese, inclusive el dominio mismo. La comprobación de tal penalización es muy sencilla: ingrese en la caja de búsqueda de Google el dominio del sitio y si no aparece (puede probar hacerlo encomillado para obtener resultados textuales), pues es muy probable que su sitio haya sido penalizado.

También puede darse el caso que Google decide retrasarlo 30 o 60 lugares de su posicionamiento anterior. Si hemos sido listados en aquellos sitios conocidos como “granja de servidores” deberemos solicitarle al webmaster que elimine nuestra entrada. Asimismo será conveniente depurar los enlaces salientes de nuestro sitio. No es una buena idea tener enlaces con sitios que no estén semánticamente relacionados con nuestra web. Así que si planea lanzar una página de enlaces recomendados sin brindarle mayores consideraciones al tipo de links que en la misma incluya, piénselo de nuevo. Para Google los enlaces de un sitio son considerados un valor agregado para los usuarios, y jamás deberá ser visto como un esfuerzo para manipular el posicionamiento natural.

Si cree que ya ha depurado de estrategias de posicionamiento “spamy” su web, puede, mediante las Herramientas para Webmasters, ponerse en contacto con Google y enviar una “solicitud de reconsideración”. El lado positivo de las penalizaciones es, a pesar de que en ese momento que la sufrimos es muy difícil de ver, el que habremos ganado en experiencia en la utilización de técnicas permitidas que sin duda redundarán en un alza de la calidad de nuestra página.

Vía: www.vpa-internet.com.ar/blog

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *