Esta noche, un eclipse total de Luna

Es el primero del año y en el país será visible en su fase final. Ocurre porque el Sol, la Tierra y la Luna forman una línea en el espacio. Así, la Luna queda dentro del cono de sombras terrestre. Es poco frecuente y desde Buenos Aires se verá desde las 17.47 hasta las 19.02. El próximo visible desde Argentina, en 2014.

Hoy, en Buenos Aires, la Luna saldrá completamente eclipsada, un espectáculo que se ve con muy poca frecuencia, y que hoy quizá se vea frustrado por las nubes. En realidad, asomará en el atardecer – al mismo tiempo que va poniéndose el Sol –, en el horizonte este-sudeste, como un pálido disco anaranjado, recortado contra el cielo aun celeste del atardecer.

La mitad oriental de Argentina “recibirá” la última fase del eclipse lunar.
En el centro de Asia y en la mayor parte de África, en cambio, se lo verá completo. El eclipse comenzará a las 15.22 hora de nuestro país, cuando la Luna comenzará a hundirse en la umbra , la parte central del gran cono de sombra de la Tierra. Entonces, nuestro satélite sólo será visible en la franja geográfica que va desde China hasta África Oriental. Esa será, justamente, la región del planeta donde se verá todo el desarrollo del fenómeno.

Desde Buenos Aires y alrededores, la Luna asomará a las 17.47.
Será apenas visible: una especie de fantasma circular de tonalidad naranja contra el cielo aún claro, ya que el Sol se estará ocultando al mismo tiempo del otro lado del firmamento. Para ver esta salida de Luna tan particular, habrá que tener una visual completamente libre de obstáculos hacia el horizonte este-sudeste.

En esos momentos, nuestro satélite todavía estará en la fase de “totalidad” del eclipse, una etapa que se caracteriza no sólo por la palidez lunar, sino también por ese color tan especial, provocado por la parte más rojiza de la luz solar, que se “tuerce” hacia el interior del cono de sombra terrestre por acción de la atmósfera terrestre.

Con el correr de los minutos, la Luna irá ganando altura sobre el horizonte: a las 18 ya se ubicará a unos 2 grados de altura.
Y tres minutos más tarde, finalizará la “totalidad”. Sólo restará la fase final del eclipse, es decir, la lenta salida de nuestro satélite de la umbra, la parte central del cono de sombra terrestre.

A las 18:15, la Luna aún estará eclipsada en un 80 por ciento, y en un cielo más oscuro, en pleno crepúsculo, lo que permitirá verla mucho mejor. A las 18:30, y ya a unos 7 grados de altura sobre el horizonte, el eclipse será del 50 por ciento.

A las 18:45, sólo el 30% de la Luna estará sombreada.
El eclipse finalizará a las 19:02, con una Luna llena que volverá a brillar con toda su intensidad; sólo restará la etapa penumbral del eclipse, de escaso interés visual.

El Planetario de Buenos Aires (avenidas Figueroa Alcorta y Sarmiento) ha preparado una observación colectiva, a simple vista y con varios telescopios; será entre las 18 y las 19, y la participación es gratuita. Como el éxito del espectáculo no depende de los organizadores, en el Planetario advierten que, si está muy nublado, habrá que esperar hasta el 15 de abril de 2014, cuando ocurrirá el próximo eclipse total de Luna visible desde la Argentina.

Fuente: Clarín

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *