Facebook to Require SSL Certificates


SSL Certificate for all pages and applications hosted outside of Facebook. But what does this mean, exactly? How will it change the way you experience Facebook? The answer depends largely on how you use Facebook — as a user, developer, and/or business owner — and what applications you use most. Here is a breakdown of what an SSL is, who needs one, and how it will affect you.

What is an SSL Certificate?

Basically, it’s a security certificate. SSL stands for Secure Socket Layers, but it’s really just a way to encrypt digital information. Having an SSL certificate means that your website protects a user’s private information. Banks and online shops, for example, have SSL protection so your account and credit card numbers are protected.

Why is Facebook Requiring This?

Facebook is making an SSL Certificate mandatory for all websites and applications that use Facebook as a platform. Just as with banks, this requirement protects the privacy of the user. This is to protect you from having your information stolen. Hijacking an account used to be difficult, but it is easier than ever due to recent releases of more sophisticated spying programs. So, although your Facebook login is secure, the application or page you are visiting within Facebook (such as games) may not be, leaving you open to hijacking.

How Will Facebook Change for Me?

How the changes will affect you depends on many factors. But it basically breaks down into whether you’re a casual user or business owner.

For the Casual User

If you use the regular Facebook pages and not a customized design created by an outside company specifically for Facebook (i.e., a Facebook iframe app) you shouldn’t notice much difference. You might be unable to access some of your games or see content on some business pages. In these cases you will probably see a screen that asks you if you want to switch over to a non-secure connection. These alerts are actually in place now on Facebook—you can select secure connection (reflected by an https:// vs. http:// in the URL at the top of your browser page) or opt for a regular connection for pages without the SSL Certificate. These interruptions can be irritating sometimes, but remember that the system is intended to protect your privacy.

For the Business Owner

As a business owner, you may have to do several things to make sure everything runs smoothly on Facebook and your web site. You will need an SSL Certificate if:

  • You have Facebook content embedded on your website
  • You require users you log into your website using their Facebook login information
  • Your Facebook page contains embedded or linked content from your website (for example, if the user has to leave Facebook to visit an independent web site)

Even if you do not fall into any of these categories, you will need to make some basic changes to links. Any links on your website linking to Facebook will need to be updated to reflect the https:// vs. the http:// and vice versa if you do get an SSL Certificate.

Where Can I Get an SSL Certificate and How Much Will it Cost?

Major website hosting companies offer SSL Certificate options which can cost anywhere from $50 to $150 depending on the type of certificate. In many cases, a certificate may be included in your hosting fees, so check with your company to see what options you have. Customer service should also be able to walk you through the process of installing the certificate once you purchase it.

There is one potential hurdle. For an SSL Certificate to work, you must have a static IP address. To save space and money, many web hosts issue you a variable IP address instead. Variable IP addresses don’t ordinarily present a problem, but if you do find you need an SSL Certificate, getting the necessary static IP address could be costly. Again, discuss your options with your web host company.

These changes may seem like a hassle if you’re a business owner, but it is still very valuable to market yourself on Facebook. If you haven’t started your Facebook campaign yet, get going! For beginner’s tips, check out our articleFacebook 101 and look for upcoming articles on Facebook marketing strategies. We can also help you set up a customized Facebook page! For more information on our Facebook Fan Page services, click here.

Vía: Triple Moons Design

Facebook activa el reconocimiento facial de forma automática

Facebook lo ha vuelto a hacer. Ha vuelto a activar una funcionalidad por defecto para todos los usuarios, y posiblemente le lluevan críticas por ello.

Desde hoy, Facebook ha puesto en marcha el etiquetado de forma automática de fotos. Es decir, a no ser que indiques lo contrario en las configuraciones de privacidad, cada vez que uno de tus amigos suba una foto, Facebook te identificará de forma automática en la imagen -gracias a su tecnología de reconocimiento facil- y sugerirá a tu amigo tu nombre para que te etiquete en ella por defecto con sólo un click.

Aunque desde el punto de vista tecnológico sea un desarrollo interesante, esto no va a hacer mucha gracia a quienes tengan amigos ‘especializados’ en subir fotos indiscretas o no muy favorecedoras a la red social.

En julio del año pasado ya os hablamos de esta tecnología que preparaba Facebook, pero no ha sido hasta ahora cuando se ha implementado, por defecto, para todos los usuarios.

Eso sí, aunque la funcionalidad esté activada por defecto, si no quieres que Facebook te identifique y sugiera a tus amigos que te etiqueten en las fotos, puedes desactivar ya la función en la configuración de tu cuenta así:

Accede a “configuración de privacidad” y ahí haz click en el apartado de “control de lo que compartes” (en la esquina inferior derecha). Una vez ahí, pulsa sobre “cosas que otros comparten“, donde puedes elegir si desactivar la funcionalidad del etiquetado automático o permitir que esté disponible para sólo algunos usuarios y no todos, entre otras funciones.

Vía: Trece Bits

La privacidad en Twitter

Algunos aspectos a tener en cuenta para mantener seguros nuestros datos personales en Twitter.

No voy a hablar aquí de la Política de Privacidad de Twitter que se encuentra disponible para todos nada más acceder al servicio y que todo usuario debería haber leído, al menos por curiosidad. Quiero centrarme en aquellos aspectos que nosotros mismos podemos controlar para mantener intactos aquellos datos personales y comentar algunas dudas sobre dónde se ven o no cada uno de nuestros tweets.

Está claro que desde un primer momento podemos configurar nuestra cuenta para que nuestros tweets sean privados y que sólo puedan ser leídos por los usuarios a los que les demos previa autorización desde nuestra cuenta. Sin embargo, tenemos que tener en cuenta que si ya llevamos algún tiempo twitteando de manera pública y decidimos privatizar nuestros tweets, los tweets anteriores a dicho cambio aún serán visibles desde la mayoría de clientes, widgets y servicios que hayamos estado utilizando hasta ese momento. Sé que es algo aparentemente obvio, pero muchos usuarios privatizan sus cuentas después de emitir algún tweet comprometido o de despacharse a gusto con algún otro usuario, marca o servicio en espera de “esconder” sus tweets… tarde amigo.

Sobre los tweets privados corre también el extraño rumor de que si un un usuario añade una cuenta privada a una de sus listas, sus tweets serán visibles para todos aquellos terceros que sigan dicha lista, aunque el usuario “original” no les haya permitido leerlos. Nada más lejos de la realidad, en ningún momento se muestran en las listas los tweets de un usuario con cuenta protegida si éste no te ha dado autorización previamente.

Los usuarios que hemos decidido emitir nuestros tweets de manera pública tampoco estamos exentos de cumplir ciertas reglas o normas si realmente queremos preservar nuestros datos más privados en Twitter.

1.- Los datos con que cumplimentes los datos de tu perfil, a pesar de ser muy importantes como ya hablamos el otro día, han de ser siempre de carácter genérico, es decir, nunca des datos que pudieran ser susceptibles de ser utilizados de alguna manera contra ti.

2.- Nunca , nunca, nunca compartas datos privados en tu timeline público, como direccion de email, números de teléfono o dirección real. Aunque a primera vista pueda parecer una recomendación ridícula, en ocasiones olvidamos que existe el Public Timeline, donde aparecen absolutamente todos los tweets emitidos de manera pública y que pueden ser leídos por cualquiera, tenga o no cuenta de Twitter. Además, los tweets quedan siempre archivados aunque en unos días no puedan ser encontrados en la búsqueda de Twitter, cualquier tweet que emitas quedará permanentemente almacenado y podrá ser “devorado” por cualquier robot-busca-email-para-sacarte-de-quicio-spameando-tu-correo. Ni que decir tiene si lo que twitteamos en público es nuestro número de teléfono el desastre podría ser…
Llevo un tiempo en esto de Twitter y me he dado cuenta de que este tipo de errores se suele dar en usuarios que utilizan clientes de terceros para twittear, especialmente usuarios de TweetDeck y clientes similares que “confunden” la pestaña para enviar mensajes directos con la del timeline público. Éste es un error más común de lo que muchos imaginan, y aunque es comprensible, no estaría de mal comprobar varias veces que enviamos nuestro tweet por el canal apropiado… por si las moscas.

3.- Es falso pensar que si no tienes seguidores nadie lee tus tweets, y vuelvo a remitirme al Public Timeline donde aparecerán te siga otro usuario o no (siempre y cuando tus tweets no están protegidos). Además, puede que estés siendo seguido por algún usuario desde una lista privada, que no se mostrará en tu contador de listas.

4.- Está claro que somos dueños y señores de nuestros tweets, pero debemos tener en cuenta que aunque borremos un tweet unos segundo después de haberlo emitido, éste probablemente habrá recorrido ya gran parte de su ruta, y habrá sido leído por un alto porcentaje de usuarios, sobre todo los que no twitteen vía web (a éstos sí se les borrará al recargar la página), y que seguirán reflejados en el caché de sus clientes, donde nosotros no tenemos acceso.

5.- Mucho ojo con las actualizaciones desde Foursquare, es un servico que se está poniendo muy de moda y aunque me encanta, y cuando tenga un terminal adecuado pienso utilizar más a menudo, el expresar de una manera tan específica dónde estamos, puede traernos algunas consecuencias, sobre todo porque también desvela dónde NO estamos… y aunque sea algo un poco difícil de creer, casos como los relatados en este artículo hacen pensar a uno…

6.- Cuando pruebes cualquier aplicación para twittear o algún servicio web que integre Twitter hazlo siempre de manera segura y fiable. Aboga siempre por servicios cuyo registro sea vía Twitter Oauth y recuerda revisar cada cierto tiempo tu apartado Conexiones para comprobar que no se haya “colado” ninguna aplicación no deseada. Hace poco vivimos un extraño ataque a Twitter que utilizaba los datos introducidos en servicios de descargas para acceder a nuestro email y nuestra cuenta de Twitter, o algo similar, porque nunca se volvió a saber más del tema.

En definitiva:

Ten presente que la Política de Privacidad de Twitter, como decía hace tiempo Marcelino Madrigal en su blog tiene letra pequeña, aunque no difiere en demasía con la propia Política de privacidad de Google a la que ya estamos más que resignados.

Tú eres el responsable de tus tweets, nunca twitees nada que te ponga en compromiso o alguna información demasiado privada, recuerda que todo queda en la red y que en cualquier momento puede ser utilizado en tu contra.

Sé libre de publicar aquello que desees, no te sientas condicionado ni por ésta ni por otras entradas al respecto, pero ten presente que si eres un usuario activo de Twitter muchas veces se corre el riesgo de caer en errores pueden derivar en bloqueos de cuentas, spam en el correo, llamadas inapropiadas, robos de cuentas….

Volví

15 días sin internet, celular, notebook, música y lo mas importante!! SIN LABURAR!

Mucha Familia y sol!

Todas las fotos en mi Facebook!